Casas Bajas

Rincón de Ademuz

La historia de Casas Bajas como pueblo comienza el 5 de junio de 1838, fecha en la cual obtuvo la gracia de SM (en tiempos de la Regencia de Mª Cristina), para constituir ayuntamiento propio, realizándose el señalamiento de su término en 1841 ó 1849 (según fuentes). Hasta entonces esta población fue una aldea dependiente de la jurisdicción de la villa de Ademuz. El botánico Cavanilles en 1797 la menciona con el nombre de Casas Baxas. En cambio Miñano, en su Diccionario geográfico de 1826, la cita como Casas de río bajas. Lo cierto es que Madoz ya lo reseña como pueblo en 1845 y con su denominación actual. El edificio más representativo es la iglesia parroquial del Salvador, situada junto a la plaza del pueblo. El actual templo se edificó a comienzos del siglo XIX; fue eregido en parroquia en 1745 bajo la advocación de la Transfiguración del Señor, independizándose de la parroquia de Ademuz. La fachada y el campanar se rehicieron posteriormente y adquirieron un estilo neoclásico (recientemente se ha restaurado el campanario, ver album de fotos). Desde 1960 pertenece a la archidiócesis de Valencia. El templo es un edificio sólido de orden moderno, con una sola nave de 69 pies de largo, 36 de alto y 35 de ancho, con 8 altares y el mayor que fue del convento de San Francisco de Castielfabib. El coro se halla sobre el umbral de la puerta, terminando la fachada en una torre para dos campanas. La plaza está en el centro del pueblo, donde estuvo antiguamente el cementerio hasta el año 1834, que se construyó otro a las afueras. La casa típica es de piedra con fachada enjalbegada y tejado con dos vertientes, con regular inclinación. Consta de tres plantas y las cuadras se hallan en las casas. La cocina es de lumbre baja provista de campana, como combustible se utiliza la carrasca. En la actualidad con la sustitución del ganado mular por tractores las cuadras se están sustituyendo por garajes o vivienda en planta baja.