Chera

La Plana de Utiel - Requena

Desde el 6.000 antes de Cristo está constatada la presencia del ser humano en Chera por los yacimientos recientemente hallados. También hay vestigios del Neolítico, así como restos y poblados de la Edad del Bronce, de la Edad del Hierro, de los íberos, de los romanos y sobretodo islámicos. En esta última época se constituyeron más de 25 poblados o alquerías dedicadas a la agricultura formando el lugar de Xera, que estuvo al amparo del castillo de Xera, construido en el siglo XII por los almorávides.

Después de la Reconquista esta zona pasó a formar parte del Reino de Valencia sirviendo de frontera con Castilla. Jaime I donó en 1238 el Señorío de Chera y Sot de Chera a Hurtado de Liori, cuyos descendientes ejercieron la jurisdicción hasta el siglo XIV. Entonces, Gil Ruiz de Liori, el tercero así llamado, para no perder el Mayorazgo materno, se cambió el nombre por Juan Fernández de Heredia.

Durante la Guerra de las Fronteras, el castillo de Chera fue tomado por las tropas castellanas, que lo mantuvieron en su poder hasta que finalizó el conflicto en 1436. Transcurridas varias generaciones el Señorío pasó a Juan Gil Fernández de Heredia y Ximénez de Urrea, que en 1508 fue nombrado I Conde de Fuentes por el rey Fernando el católico.

Con la expulsión de los moriscos en 1525, Chera quedó despoblada. En estas circunstancias, Miguel Ángel de Mompalau, compró el Señorío de Chera y Sot de Chera, vinculándolo a la Baronía de Gestalgar, y en 1540 otorgó Carta Puebla a 12 familias de cristianos que decidieron instalarse en el pueblo de Sot de Chera, por lo que Chera pasó a depender de Sot.