Dos Aguas

La Hoya de Buñol - Chiva

El término de Dos Aguas ya estaba habitado hacia la mitad del VI milenio anterior a nuestra era como demuestran los niveles más profundos, epipaleolíticos, de la cueva de la Cocina. Esta cueva muestra una continuidad de vida que va desde el Epipaleolítico hasta el Neolítico avanzado o, quizá hasta un momento ya típico del Eneolítico. Es posible que los ocupantes de esta cueva fueran los autores de las pinturas rupestres de los inmediatos abrigos del Cinto de las Letras y de Cinto Ventana y, particularmente, de las pinturas que se conservan en la pared sur de la propia cueva pertenecientes al Arte Levantino (10.000-6.500 años antes del presente).

Cercano a estos abrigos se halla otro, en la cuesta de las Víboras del barranco de Falón, conocido por Covacha de las Cabras, con figuras humanas y cabras, descubierto en 1962 y todavía inédito.

Dos Aguas no figura en el repartimiento de la conquista, aunque se supone que su origen debió estar en la época musulmana. Fue uno de los pueblos que se unieron a las rebeliones de Al-Azraq. En 1325, fue comprado por Francisco Scribe. En 1349, pasó a poder de Raimundo Castellano y más tarde a Antonio de Vilaragut a la familia de Roiç de Corella. Fue cabeza de baronía y posteriormente del marquesado de su nombre.

Durante la expulsión de los moriscos hubo una revuelta, quedando en el término solamente doce casas habitadas por cristianos. Durante las guerras carlistas fue ocupada varias veces por las tropas del pretendiente.