Los residuos de envases ligeros y el papel-cartón se disparan en el Consorcio Valencia Interior con el confinamiento.

14 mayo 2020

La cantidad de residuos de envases ligeros que se han depositado en los contenedores aumenta un 29% coincidiendo con el confinamiento.
El papel-cartón crece un 17%, mientras que la fracción resto no varía.

Utiel, 12 de mayo de 2020

El confinamiento de la ciudadanía en sus hogares ha trastocado el modo en el que separamos nuestros residuos. Al analizar los datos globales de las cinco comarcas del Consorcio Valencia Interior en marzo y abril de 2020 frente a los mismos meses de 2019, se advierte que, a pesar del confinamiento, la cantidad de fracción resto (bolsa gris de basura) es similar (un 3% más). Sin embargo, cuando nos fijamos en lo recogido por el CVI en el contenedor azul, en estos dos meses de 2020 se ha recogido un 17% más que en marzo y abril del año anterior. Al medir el incremento en el contenedor amarillo, la variación es aún mayor, hasta un 29% más de envases ligeros recogidos en marzo y abril de 2010 frente a tales meses de 2019.

En cuanto al contenedor de vidrio, la noticia no es la variación en la cantidad total, sino que con el parón de la actividad del sector hostelero (50% de la generación de envases de vidrio) se ha modificado el lugar donde aparecen botellas y botellines, con contenedores desbordados que antes estaban medio vacíos y a la inversa.

Estos cambios ponen a límite el servicio de recogida de envases ligeros y papel cartón encomendado al Consorcio por la mayor parte de sus ayuntamientos. Llueve sobre mojado, pues las últimas campañas han sufrido problemas de desbordes y retrasos en la recogida debido al aumento estacional de la población en las comarcas de interior, incidencias que el pasado 2019 se hicieron sentir especialmente. Cabe reseñar que las cantidades recogidas llevan un aumento continuado desde su inicio hace diez años, lo cual ha llevado al Consorcio Valencia Interior a hacerse cargo de un 130% más de envases ligeros y de un 60% más de papel cartón entre los años 2011 y 2019.

Además, el coste de este servicio de recogida no se repercute en la tasa de los ayuntamientos ni en la del Consorcio, sino que se financia con los pagos de Ecoembes por el material recogido. La cuestión es que las compensaciones contempladas en el convenio marco entre la Generalitat y Ecoembes, responsable de financiar las recogidas de envases ligeros y de cartón, no cubren los costes reales de recogida, por lo que cuanto más se recoge, más déficit se genera.

En estas condiciones no es posible aumentar la frecuencia de recogida y las rutas tal cual está planteado el servicio, con lo que esta situación, agravada por el aumento de los residuos de envases ligeros y papel cartón durante el confinamiento, se ha visto particularmente afectada.

El Consorcio Valencia Interior sigue trabajando con las entidades implicadas para aportar soluciones a esta situación, que pasa en el corto plazo por apoyar desde los ayuntamientos los medios de recogida para evitar el colapso de los contenedores. En unos meses entra en vigor la nueva directiva que determina que los envasadores, a través de Ecoembes, deben asumir el coste total de la gestión de los residuos de los envases que ponen en el mercado, momento en el que esta recogida podrá volver a ser a coste cero para los vecinos.

 

 

Share