Normativa

La Ley Autonómica de Residuos establece que los planes de residuos son los siguientes por este orden de jerarquía: el Plan Integral de Residuos, los Planes Zonales de residuos, los Planes Locales de residuos y los Proyectos de gestión.

El Plan Integral de Residuos (PIR) es el instrumento superior de la planificación de todos los residuos, tanto urbanos como de otros tipos, en la Comunitat Valenciana. El PIR vigente fue aprobado en Diciembre de 1997 (con una ligera modificación en marzo de 1999) y actualmente está en fase de actualización y revisión.

Los Planes Zonales de Residuos Urbanos (PZS) ordenan la gestión de residuos urbanos en las diferentes zonas de la Comunidad Valenciana y asignan la responsabilidad de ejecución y puesta en marcha de las infraestructuras correspondientes, a los Consorcios o a las Entidades que agrupen a los municipios integrantes de dichas zonas.

Cada plan zonal establece, respecto de la zona y de los residuos que constituyen, el objeto, el ámbito territorial sobre el que es de aplicación, la categoría y cantidad de residuos cuya gestión ordena, el plazo de ejecución, las infraestructuras necesarias, los criterios para el desarrollo de los proyectos de gestión, las condiciones que garanticen la eficacia de la actuación de la fórmula asociativa de que se trate y asume, como no podría ser de otro modo, los principios en los que se fundamenta tanto la estrategia de la Unión Europea en materia de residuos como la legislación nacional y autonómica vigente.

La fórmula asociativa elegida de forma mayoritaria es la del Consorcio que, constituida al objeto de tramitar y adjudicar los proyectos de gestión, está integrada por los municipios incluidos en el ámbito territorial del Plan Zonal así como por la Generalitat Valenciana y la Diputación Provincial correspondiente. Todos los Consorcios han sido constituidos y están operativos.

El Consorcio, una vez constituido, se rige por los Estatutos, documento que regula las competencias, órganos de gobierno, normas de funcionamiento, régimen jurídico, económico y financiero de cada uno de ellos. El Consorcio se dota así de plena capacidad y recursos técnicos y económicos suficientes para garantizar la correcta ejecución y desarrollo de las previsiones contenidas en el Plan Zonal. Por tanto, el Consorcio asume la responsabilidad de la valorización y eliminación de todos los residuos urbanos generados por los municipios integrantes, a través de la materialización del proyecto de gestión adjudicado, tanto si es de carácter público como privado.

LEGISLACIÓN

Los Estatutos del Consorcio
Ley 22/2011 de Residuos y Suelos Contaminados
Ley 10/2000 de Residuos de la Comunidad Valenciana
Directiva 2008/98/CE sobre los Residuos
Plan Zonal de Residuos de las Zonas VI, VII y IX

ORDENANZAS

Ordenanza Reguladora de la Tasa de Servicios Ambientales
Ordenanza General de Subvenciones (Mi Cuenta Ambiental)
Ordenanza Reguladora de Precios Públicos por prestación de servicios
Ordenanza de Servicios Adicionales para los Municipios del Consorcio
Reglamento de los Servicios de Recogida Separada del Consorcio Valencia Interior