Sinarcas

La Plana de Utiel - Requena

En el Neolítico ya habían asentamientos humanos en este término. La zona de La Laguna fue ocupada en este período. Posteriormente en la época del Bronce nos encontramos con un poblado importante en el cerro de La Relamina, donde aún se pueden observar los restos de lienzos de muralla de estos pobladores y de los íberos. Pero el período histórico del que encontramos más yacimientos es la época ibérica. De todos los hallazgos destaca la Estela Ibérica, lápida funeraria que se puede contemplar en el Museo Arqueológico de Valencia. De los aproximadamente 20 yacimientos ibéricos que aparecen en Sinarcas, hay que destacar dos especialmente por su importancia: el del Cerro de San Cristóbal y el del Cerro Carpio. También son importantes los hallazgos de restos arqueológicos de época romana.

Después de la caída del Imperio Romano no aparecen restos arqueológicos, ni hay ninguna fuente histórica que mencione Sinarcas. Del período musulmán, si que encontramos restos y topónimos, destacando un importante tesorillo árabe con monedas de oro y plata.

Seguramente Sinarcas fue reconquistada a principios del siglo XIII, por las tropas de Pedro II de Aragón. Con Jaime I el Conquistador ya hay documentos que afirman que Sinarcas pertenecía al Reino de Valencia. El 23 de Marzo de 1.304 Jaime de Jérica, nieto de Jaime I, otorgó a Sinarcas La Carta Puebla a 70 pobladores. En los archivos municipales del Ayuntamiento se encuentra copia de este importante documento para esta localidad.