Titaguas

Los Serranos

El origen de Titaguas no se conoce con exactitud, aunque sabemos que formó parte del término general de Alpuente hasta 1729 en que Felipe V le concedió el privilegio de villa real. En el siglo XV era una pequeña aldea de 15 casas. Sabemos que el 18 de abril de 1520 el obispo de Sogorb erigió la vicaría de Titaguas, dependiente de la parroquia de Alpuente. Creemos que a partir del siglo XVI el lugar de Titaguas pudo tener una cierta autonomía municipal, como la tuvo el lugar de Aras, pero por ahora no podemos confirmarlo.

El crecimiento de la población de Titaguas en el siglo XVII fue muy importante, por lo que a principios del siglo XVIII siguió los pasos de Aras y el 6 de mayo de 1729, un año después de haberse segregado Aras, obtuvo el Privilegio de Villa Real. Este es semejante al de Aras y en él se ordenaba al comisionado que le asignara un término municipal proporcional al número de habitantes y que continuara la mancomunidad de pastos con Alpuente. A cambio de la concesión de este privilegio, la nueva villa de Titaguas hubo de pagar un donativo al rey de 24.706 reales de vellón.